La Junta de Andalucía mantiene una deuda de unos 300.000 euros con APADIS Bahía de Algeciras.

Los problemas presupuestarios de la Junta de Andalucía están afectando al funcionamiento de los centros de atención a personas con discapacidad intelectual, con los que mantienen plazas concertadas y entre los que está Apadis Bahía de Algeciras , nuestra asociación, manteniendo en concretocon dicha asociación deuda de 300.000 euros, correspondiente a los conciertos que mantiene con los diferentes servicios: centro ocupacional Punta Europa; vivienda tutelada “Los Arcos”, vivienda tutelada “El recreo” y residencia de adultos Nuestra Señora de Valme.

Como entidad perteneciente a Feaps Andalucía (Confederación Andaluza de Organizaciones en Favor de las personas con discapacidad intelectual), a la que pertenecen 134 entidades de toda Andalucía, Apadis está siguiendo todas las medidas acordadas, y exigiendo el pago inmediato de los atrasos, así como el establecimiento de un calendario que priorice los pagos a las entidades sin ánimo de lucro que prestan servicios sociales.

El viernes 13 esta prevista una visita a la Delegación Provincial Hacienda y Administración Pública en Cádiz, en la que se hará entrega al delegado de una carta reclamando los pagos atrasados.A dicho acto acudirá tanto la presidenta de la asociación , Perpetua de Paz, como la gerente, Mª Carmen Portillo.

Dicha situación se extiende a toda Andalucía, con una deuda total de unos 30 millones de euros.Son muchos los centros para personas con discapacidad intelectual que se están viendo afectados por dichos impagos. Muchos de ellos han decretado la suspensión de nóminas de todos los trabajadores, los cuales llevan varios meses sin cobrar, no pudiendo hacer frente qa gastos seguros sociales,etc…

En nuestro caso, APADIS ve peligrar el pago a trabajadores que en la actualidad asciende a 41 , así como el mantenimiento de servicios complementarios como pueden ser el comedor y el transporte, entre muchos otros.

Apadis luchar´´a para salvaguardar los derechos de las personas con discapacidad intelectual y para mantener los servicios conseguidos tras 45 años de trabajo.